Señor,
ayúdame a encontrar la fortaleza del viejo roble
para que ningún triunfo me envanezca,
la alegría de la naturaleza
para que ninguna soledad me abata,
la libertad del ave
para elegir mi camino,
y la voluntad del caminante
para seguir siempre adelante y servir.
Así sea.
About these ads